Frase del día

There are four imperatives for leaders: they must inspire trust, clarify purpose, align systems and unleash talent Stephen Covey

viernes, 15 de enero de 2010

Cuando el riesgo soberano es mayor que el corporativo...

Tradicionalmente los inversores siempre han contemplado la deuda soberana de los Estados como un refugio seguro, sin embargo, en los últimos días está ocurriendo un fenómeno curioso:

Parece que el mercado comienza a asignar mayor probabilidad intrínseca al impago de bonos estatales que al impago de bonos corporativos de alta calidad si nos atenemos a la cotización del Markit iTraxx Europe index y el Markit SovX Western Europe index.

El iTraxx Europe es un índice CDS (Credit Default Swap), que muestra el coste de asegurarse ante el impago de bonos a 5 años de 125 compañías europeas con grado de inversión, concretamente las 125 compañías más líquidas. (Composición actual en el link anterior)

El SovX Western Europe (otro índice CDS), ofrece cobertura sobre impagos de los bonos a 5 años de 15 países de Europa occidental. (Actualmente: Alemania, Francia, Grecia, Irlanda, Belgica, Dinamarca, Noruega, España, Suecia, Holanda, Portugal, Austria, Finlandia, Italia y Reino Unido)

Bien, pues hoy el iTraxx Europe cotizaba a 70.93 puntos básicos, lo cual viene a significar que para asegurar un portfolio de 10 millones de € sobre esa cesta de 125 compañías habría que pagar 70,930€ de prima cada año durante los 5 años. El SovX Western Europe cotizaba a 77.00 pb, es decir 77,000€. Es decir es más costoso asegurar 10M€ en deuda estatal europea que asegurar 10M€ en deuda corporativa europea. El mercado considera más probable un descalabro generalizado de los Estados europeos, que una caída generalizada de las empresas europeas...

Por poner 2 ejemplos contrapuestos, os diremos que el CDS a 5 años sobre Grecia ha alcanzado hoy un nuevo máximo de 340 pb, mientras que el CDS sobre Alemania lleva tiempo estable entorno a los 27 pb.

En este link de CMA podéis ver los Estados con mayores primas en sus CDS, lo de Argentina es preocupante, con una tasa de probabilidad de impago intrínseca de casi el 50%...

Intuitivamente, el impago de un Estado ha sido siempre mucho más complicado de darse que el de una empresa privada, pues el Estado siempre puede emitir moneda para pagar su deuda y así evitar entrar técnicamente en quiebra. El único problema derivado de este aumento de la masa monetaria sería una devaluación de la moneda y la inflacción generada, lo cual, para muchos inversores supondría unas pérdidas que serían prácticamente lo mismo que una quiebra (Con una tasa de recuperación determinada).

Pero hoy día, el asunto para muchos Estados europeos (entre ellos siempre España, no nos olvidemos) se ha complicado aún más, pues ya ni siquiera pueden refugiarse en la política monetaria, dado que esta se encuentra ya en manos del BCE. Y el mayor problema reside en que el BCE no podrá contentar a aquellos que aún necesitan inyección monetaria (Grecia, España, Portugal,...) y a aquellos que comienzan la recuperación (Alemania, Francia,..) y que necesitan unos tipos en subida para contener la inflacción...

Es curioso como hace casi 3 meses, en FreshFamilyOffice hablaban de esta posibilidad que ellos bautizaban como Fligh to Quality Inverso.

2 comentarios:

Manuel Serrano Ortega dijo...

Jorge, un artículo extraordinario! Estas echo un Crack de la economia!

JO dijo...

Gracias Manuel! Me alegro de verte por aquí, es un orgullo tenerte como lector!

Publicar un comentario en la entrada