Frase del día

There are four imperatives for leaders: they must inspire trust, clarify purpose, align systems and unleash talent Stephen Covey

lunes, 1 de febrero de 2010

El negocio de Afganistán

Hoy nos ha llamado la atención una cifra, en la que muchos no habíamos reparado antes.

Cada soldado destacado en Afganistán (intervención que goza de mandato explícito de la ONU) le cuesta a EE. UU. 1.01 millones de dólares anuales. Tres cuartos de millón de euros por año.

Ahora mismo, EE. UU. cuenta con más de 100.000 soldados desplegados en el antiguo país de los talibán (seguramente, el régimen que más ha hecho contra los derechos humanos desde el Tercer Reich). Por tanto, este año, el gasto directo por destacamento de soldados le supondrá a los presupuesto de la administración Obama más de 72.000 millones de euros (casi un 10% de todo el PIB español).

Estos gastos, muy alejados de representar el más mínimo retorno (Afganistán es un país carente de cualquier recurso natural que sea lucrativo explotar) se suceden desde 2001.

Además, si añadimos el coste en vidas humanas que este conflicto ha supuesto para EE. UU. (más de 450 soldados americanos han muerto desde 2008), parece evidente que la guerra de Afganistán no ha resultado un negocio demasiado rentable para EE. UU.

Es muy fácil criticar demagógicamente la historia de intervenciones bélicas de EE. UU. Y pueden gustar o no sus intentos por ser los administradores del mundo. Pero desde luego, a tenor de los datos, no es casual que así sea.

Invito a la siguiente reflexión:

¿estaría el mundo más seguro teniendo a China de árbitro?

10 comentarios:

Anónimo dijo...

Que quieres decir con que a tenor de los datos no es casual que así sea?? A que te refieres?

El Tio Sam dijo...

Hola, en primer lugar quería felicitaros por el blog, del que me reconozco como un usuario pasivo, pero tengo que reconocer que en esta ocasión no he podido resistir la tentación de responder.
Al leer la primera parte, no tenía ninguna duda de que la intención del post es hacer una defensa del aparente afán beligerante e imperialista de EE.UU, pero tengo que reconocer que el último párrafo, y cito: " Es muy fácil criticar demagógicamente la historia de intervenciones bélicas de EE. UU. Y pueden gustar o no sus intentos por ser los administradores del mundo. Pero desde luego, a tenor de los datos, no es casual que así sea", me ha desconcertado bastante.
Dicho esto, tengo que decir que las cifras que das también me han desconcertado. Por ejemplo, dices que el coste por soldado es de 1.01 millones de dolares ANUALES. Ese dato me parece un tanto exagerado, ya que el coste medio de la instrucción de un piloto de combate, que evidentemente es mayor que la de un soldado o un marine, es de 1 millón de dólares, pero no anuales.
Por otro lado, evidentemente, está claro que salvo que haya claros intereses económicos, ya sea controlar pozos de petróleo, o cualquier otro, una guerra nunca es un negocio para un gobierno, no solo por el coste ecónomico, sino por la péridida de vidas humanas que conlleva. Pero, teniendo en cuenta cifras como el 1,2 millones de dólares por unidad de un misil de crucero tomahawk, a lo mejor no es descabellado suponer que si es un negocio para las empresas armaméntisticas, que en Estados Unidos tienen bastante poder.
Con esto no pretendo hacer un ataque frontal a la política de EE.UU, pero creo que al hacer una reflexión de este tipo, hay que hacer un análisis global, no solo de los factores que convienen a nuestra argumentación.
1 saludo

LO dijo...

Agradecemos ambos comentarios, y vamos a tratar de dar una respuesta global.
En primer lugar, no nos parece que haya justificaciones para pensar que EE. UU. está en Afganistán para "colonizar nuevas plazas para su imperio". No habría nada más estúpido que cruzar el mundo para ir a un "agujero inhóspito" a convertirlo en el Estado número 53 de la Unión. De hecho, en unos años, veremos como EE. UU. abandona Afganistán.
Si realmente EE. UU. tuviera anhelos imperialistas o colonizadores (como las potencias europeas a lo largo de la historia), tendría muy sencillo invadir Venezuela, país muy cercano geográficamente, que cuenta con recursos estratégicos, y que además tiene un gobierno discutiblemente democrático que podría hacer las veces de excusa para patrocinar una invasión.
La cifra de 1.01 millones de dólares por soldado destacado en Afganistán está extraída de los nuevos presupuestos americanos, y ha sido publicada por, entre otros, EL MUNDO, en su edición del 1 de Febrero.
Existe una resolución de los Gobiernos Democráticso del mundo, con sede en la ONU, pidiendo a los países de todo el mundo que participen en la pacificación y reconstrucción del país.
Y tratar de ver alguna partida positiva (como, en efecto, el desarrollo de la industria armamentística), en las intervenciones bélicas, como prueba de fuego de la maldad genética de EE. UU.,no parece muy justo. Evidentemente, todo en una guerra no es totalmente negativo para un país. ¿A alguien se le ocurriría deslegitimar la lucha de Gran Bretaña contra Hitler, por que, después de todo, Gran Bretaña se quedó durante años una parte de Berlín? No, por que es evidente, que en las guerras alguien siempre sale beneficiado económicamente, pero eso no debe deslegitimar o ensombrecer las verdaderas razones de las guerras justas, aquellas en las que la verdadera paz, sólo se encuentra al otro lado de la contienda. Si se les pregunta a los ciudadanos de Kosovo que estaban siendo mutilados por el ejército serbio de Milosevic que qué les parecía que Lockheed Martin se estuviera beneficiendo de las acciones encaminadas hacia su protección, nos podemos imaginar la respuesta: hubieran bendecido los beneficios de cualquier empresa armamentística, si con ello hubieran podido sobrevivir, como en efecto, ocurrió.
No todo en EE. UU. es bueno ni saludable, ni muchísimo menos. Pero hay veces que, tachándoles de prepotentes e imperialistas, el mundo es bastante ingrato con ellos, sin preguntarse cual sería la alternativa, quien hubiera muchado contra Hitler, contra Milosevic o contra los talibán.
Y la otra potencia mundial, China, que acaba de desbancar a Japón como segunda economía del mundo, no parece que esté en condiciones de velar por los intereses de la humanidad, cuando en su propio país, lucha encarnizadamente contra los derechos elementales de sus ciudadanos.
Muchas gracias a todos por vuestras opiniones, que esperamos que se sigan sucediendo.

Luis dijo...

Creo que lo que el post intenta defender que la postura americana en sus diferentes posicionamientos bélicos a lo largo de la historia han sido motivados por una extraña conciencia que hace que los americanos se sientan los guardianes del mundo y no por intereses económicos, ya sean para el país o para alguna de sus industrias.
Si es así:
a) Estoy de acuerdo en líneas generales. EE.UU. es la primera potencia mundial, lo saben y asumen su responsabilidad (casi siempre). Cada americano se siente orgulloso de levantarse cada 4 de Julio y celebrar que son un gran País que hacen que el planeta siga girando.
b) No estamos en el País de Nunca Jamás ni Oz se encuentra al final del camino de baldosas amarillas. Que los americanos quieran y puedan salvar el mundo no quiere decir que no tengan intereses en ello. La CIA adiestra a Osama bin Laden y ayuda a la fundación de Al-Qaeda para la lucha contra la URSS.

En definitiva. Estoy completamente de acuerdo en el que el papel que ha jugado Estados Unidos ha jugado en el siglo XX es crucial para el devenir del Planeta y ruego por que lo siga haciendo. No obstante no creo que haya nada de inocente en sus acciones.

Saludos

LO dijo...

Estimado Luis,
EE. UU. de ninguna manera adiestró a Al-Qaeda para luchar contra los soviéticos.
Te recomiendo que veas la película "La guerra de Charlie Wilson", con Tom Hanks, Julia Roberts y Phillip Seymour Hoffman, que gira en torno a la respuesta americana a la invasión soviética de Afganistán.
El congresista de Texas Charlie Wilson, convenció a todo el congreso americano de que enviaran ayuda a los afganos para luchar contra los invasores soviéticos, pero en ningún caso EE. UU. financió células terroristas que aplicaran la Sharía y lapidaran mujeres.
Nuevamente, se culpa a EE. UU. de aquello por lo que no luchó. Si resulta que en Alemania después de Hitler, hubiera aparecido un dictador comunista, ¿sería culpa también de EE. UU. por haber depuesto a Hitler?
La conclusión que propone el post es sencilla: no parece muy razonable pensar que EE. UU. acude a las zonas del mundo dónde se están cometiendo delitos de lesa humanidad, pagando altos costes monetarios y en las vidas humanas de sus ciudadanos únicamente con el afán de hacer que empresas privadas ganen más dinero. Creer que eso es la causa y no el efecto, nos parece que no resiste comparación con la realidad.
Gracias a todos una vez más.

JO dijo...

Muy buenas a todos, como veo que el debate está animado, me uno para contribuir con un pequeño matiz.

Estoy bastante de acuerdo en que EEUU no se mete en guerras por puro interés económico, vivimos ya en una época en la que muy pocos ciudadanos permitirían que su país iniciase una guerra por motivos económicos, por lo menos en una como ésta, con tanto seguimiento por parte de los medios. Estamos en Afganistán (no solo EEUU, España también), en teoría para buscar a Bin Laden... bajo mi punto de vista, una maniobra absurda de todo punto... no sé si de verdad hay alguien en el Pentágono que se crea que por acabar con Bin Laden se va a acabar con el terrorismo islámico... desde luego están destinando muchos recursos a buscar a un solo tío, cuando esos recursos seguro que serían mucho más útiles dedicados a otras políticas para erradicar el terrorismo islámico de verdad... la verdadera amenaza es el odio, no un solo individuo.

Por otra parte, los afganos no quieren ayuda occidental, no quieren el regimen que pretenden imponer EEUU y la ONU (por mucho que a nosotros nos parezca más justo), de ahí que el país siga sumido en el caos después de ya 8 años de guerra... Los afganos no quieren intervenciones externas, es un pueblo que ya ha demostrado a lo largo de la historia su independencia y belicosidad, sino que se lo pregunten a Gengis Kan o a Gorbachov... de hecho es un pueblo que lleva en guerra prácticamente desde su creación, guerras civiles y contra diversos invasores..

Ayer oía en la radio que los EEUU se están planteando el dejar parte del poder a los talibán (si esos animales vaya), a cambio de colaboración para detener a Bin Laden... La guerra no creo que sea por los talibán, sino Corea del Norte e Irán hace tiempo que habrían sido atacados...

Por último, termino con una apreciación: en esta guerra por supuesto que hay intereses económicos, muchas empresas están ganando dinero y contribuyen al crecimiento y la actividad en los EEUU... Eso no quiere decir que esa sea la razón de base para la actuación, pero hay muchos intereses implicados... Y ojo que no solo ganan una determinadas empresas (aunque sean las que más ganen), sino que ganan todos los americanos y los europeos y...

Mismamente conviene recordar que la SGM fue el motor de gasto público que los EEUU necesitaban para salir de la Gran Depresión

No quiero con esto decir nada pues no tengo conocimientos para acusar a nadie de semejante cosa y no suelo simpatizar para nada con las teorías conspiranoicas, pero son cosas que te hacen pensar...

LO dijo...

La Operación Libertad Duradera y la Operación Herrick, ambas patrocinadoras de la Guerra en Afganistán,no tenían como primer objetivo encontrar a Bin Laden, sino derrocar al régimen Talibán, al que se le consideraba, de manera subjetiva, que colaboraba con terroristas, y de manera objetiva, que violaba lso derechos humanos. El hallazgo de Bin Laden era, al menos en teoría, un objetivo secundario.
EE. UU. no sigue en Afganistán para encontrar a Bin Laden, sino para apaciguar el país y dejar un régimen lo más democrático posible. Estoy de acuerdo en que puede ser un error pensar que este tipo de régimen occidental tiene cabida en aquel territorio, pero EE. UU. no puede permitirse abandonar un país que ha invadido dejándolo sumido en el caos. Es su responsabilidad internacional, y así labra su prestigio. Aún sigue pagando caro, en su orgullo nacional, el abandono de Vietnam, y es algo que no van a volver a hacer.
En cuanto a que la 2ª Guerra Mundial fue el catalizador que permitió salir a EE. UU. de la Gran Depresión, en mi opinión vuelve a ser "efecto" y no "causa". Que contribuyera a restablecer la economía no es óbice para deslegitimar la intervención de EE. UU. en la SGM, que además, fue atacado por Japón en primera instancia.
De la misma manera que criticar el Plan Marshall por que también le produjo beneficios a largo plazo a EE. UU.es injusto.
En mi opinión, EE. UU. toma sus decisiones bélicas en base a sus principios morales de justicia y libertad, y luego, eso sí, pretende rentabilizar sus intervenciones.
No parece justo que también les exijamos que sean estúpidos, y pierdan todo el dinero que puedan.
Gracias de nuevo a todos por vuestros comentarios, llenos de sabiduría.

JO dijo...

Me parece todo muy bien, pero solo hay una cosa que me gustaría dejar clara: las violaciones de los derechos humanos en Afganistán no tienen nada que ver con la Op Libertad Duradera.

La única motivación de esta operación era acabar con el terrorismo. Afganistán fue el objetivo porque el regimen talibán colaboraba con la Al Qaeda de Bin Laden.

Los objetivos, al menos los públicos y declarados, eran: destruir campos de entrenamiento e infraestructuras terroristas, capturar a los líderes de Al Qaeda y acabar con las actividades terroristas radicadas en Afganistán. En palabras de Bush:
http://www.globalsecurity.org/military/library/news/2001/10/mil-011007-usia01.htm

De hecho antes de comenzar los ataques, Bush dió un ultimatum a los Talibán pidiendo la entrega de los líderes de Al Qaeda, el cierre de los campos de entrenamiento y el regreso de todos los extranjeros retenidos injustamente. Si hubieses cumplido con sus demandas quizás no habría habido guerra.

En fin, estoy más o menos de acuerdo contigo, pero creo que es conveniente diferenciar que esto no se hace en defensa de los derechos humanos de nadie, salvo de los nuestros propios quizás...

Pablo dijo...

Muy buenas a todos, como ha dicho alguno por ahí arriba, esto está bastante animado, asi que si no os importa, yo también me uno a la "pelea" con alguna puntualización.

Primero, en lo referente a si EE.UU adiestró y suministró armas a Al-Qaeda, creo que aquí hay un poquito de confusión. Durante la guerra con los soviéticos, EE.UU, a trvés de la CIA suministró armamento a los muyahidin, de los que unos pasaron a formar parte de Al-Qaeda y otros han seguido luchando de spués contra el régimen talibán. Bin Laden fue contratado por los servicios secretos saudíes para gestionar financieramente las operaciones de la CIA en Afganistan.
En lo referente a la II Guerra Mundial, teniendo en cuenta que antes del 7 de diciembre, y a pesar de que Roosevelt sabía que debían entrar en guerra, y que antes o despues lo harían, en EE.UU imperaba la corriente aislacionista que no desapareció hasta Pearl Harbour, de ahí la idea erronea de que aquello fue la excusa que querían los americanospara entrar en guerra, pero no quiero seguir por aqui, que solo con esto hay para varios post.
Respecto al comentario que he leido sobre Vietnam, y auqneu en general estoy de acuerdo con Lo en su comentario, creo que Afganistán no es ni por asomo comparable al caso de Vietnam. Es cierto que Vietnam fue una de las mayores cagadas de Estados Unidos, pero no por salirse, sino por entrar. Fue un conflicto absolutamente gratuito que creó la CIA a principios de los años 60, fomentado por el bueno de Kennedy, y continuado por Johnson (el episodio del golfo de Tonkín es memorable), del que les costó 10 años salir gracias a Nixon que, Watergate aparte, no fue en absoluto un mal presidente, aunque esa también es otra historia.
1 saludo y perdón por el tocho

Anónimo dijo...

Varias puntualizaciones:
1º. Los Jemeres Rojos de Camboya, Pinochet en Chile, Videla en Argentina, Stalin en la URSS...son sólo algunos nombres. ¿Sigues pensando que el régimen talibán es el que más ha hecho contra los derechos humanos desde el Tercer Reich?
2º. Si Estados Unidos decidió entrar en Afganistán no era para conseguir que los afganos fueran más libres ni para buscar a Bin Laden.
Os imagináis que un alemán mata 2000 personas en Francia, se cree que está escondido en España y, por esa razón, se ataca España. Pues eso, es lo mismo que con Bin Laden, un saudí que mata a muchísimas personas en Estados Unidos y que se cree que está escondido en Afganistán y, por ende, se decide atacar este país. Una cosa es lo que nos intentan vender (búsqueda de Bin Laden y lucha por la democracia) y otra bien diferente la realidad (económicos y estratégicos)
3º. “EE. UU. de ninguna manera adiestró a Al-Qaeda para luchar contra los soviéticos” No puedo estar en más desacuerdo con esta afirmación. Estados Unidos dio apoyo económico y militar a los muyahidines para vencer a los soviéticos. Esos muyahidines o señores de la guerra de los años 80 son los actuales talibanes que, al igual que ahora, eran unos fanáticos religiosos pero eso a Estados Unidos no le importaba con tal de conseguir sus objetivos. Es algo similar a lo que ha pasado en Palestina. Estados Unidos creó lo que se conoce actualmente como Hamas para acabar con el poder de la OLP y se ha vuelto en su contra.
4º. En la película “La Guerra de Charlie Wilson” como bien dices, gira en torno al intento de este congresista de luchar contra los soviéticos y gracias a su ayuda, entre otros motivos, la URSS tuvo que irse. En esto estoy de acuerdo, pero creo que olvidas la parte más importante de la película que es el final. En una conversación entre Tom Hanks y Gust Avrakotos –miembro de la CIA- éste le dice que no basta con dar dinero para derrocar a los soviéticos, sino que es necesario también para construir escuelas o sino el poder puede caer en manos de los extremistas, como así fue.
5º. Estoy completamente de acuerdo con Pablo en lo que se refiere al apoyo norteamericano a los muyahidines y en lo referente a la II Guerra Mundial. Es más, me gustaría añadir una cosa. El gobierno de F. D. Roosvelt suministró armas a Gran Bretaña antes del ataque a Pearl Harbour pero sin el apoyo del Congreso porque si lo hubiese pedido nunca lo hubiera conseguido, por este motivo todo se hacía a medio-escondidas. Eso sí, una vez atacaron territorio americano, la cosa cambió y vieron que los nazis sí que eran malo y que había que derrotarlos
Un abrazo y enhorabuena por el blog.

Publicar un comentario en la entrada